Volver a los detalles del artículo EL MOTU PROPRIO DEL PAPA FRANCISCO QUE DEROGÓ LA CONSULTA OBLIGATORIA PARA LAS SENTENCIAS DE NULIDAD DEL MATRIMONIO CATÓLICO