Volver a los detalles del artículo El racismo antirom/antigitano y la opción decolonial